• Los Santos Nombres del Señor

  • Jaya Sri Krishna Caitanya Prabhu Nityananda Sri Advaita Gadadhara Srivasadi Gaura Bhakta Vrinda.

    Hare Krishna Hare Krishna Krishna Krishna Hare Hare
    Hare Rama Hare Rama Rama Rama Hare Hare.

LA FORMA DEVOCIONAL DE KRISHNA

Fuente http://mx.groups.yahoo.com/group/ASADHARANADD

Aprender cómo amar y servir a Dios es tan importante, que Él Mismo viene a enseñar.

Por Su Divina Gracia A. C. Bhaktivedanta Swami Prabhupada

yad advaitam brahmopanisadi tad apy asya tanu-bha ya atmantaryami purusa iti so ´syamsa-vibhavah sad-aisvaryaih purno ya iha bhagavan sa svayam ayam na caitanyat krsnaj jagati para-tattvam param iha

“Lo que los Upanisads describen como el Brahman impersonal es apenas la refulgencia de Su cuerpo, y el Señor conocido como la Superalma es apenas Su porción plenaria localizada. Él es la Suprema Personalidad de Dios, el Propio Krishna, pleno de las seis opulencias. Él es la Verdad Absoluta, y ninguna otra verdad es superior o igual a Él”. —Caitanya-caritamrta, Adi-lila 1.3.

El autor del Caitanya-caritamrta, Krishna dasa Kaviraja Goswami, está estableciendo con gran énfasis que no hay verdad mayor que Krishna Caitanya. Nosotros buscamos la verdad. El autor de este libro está afirmando: “He aquí la Verdad Suprema, Sri Caitanya Mahaprabhu”.

Krishna apareció como Krishna Caitanya. Ayer, nosotros explicábamos esta verdad, de acuerdo con la declaración de Sarvabhauma Bhattacarya:

vairagya-vidya-nija-bhakti-yoga- siksartham ekah purusah puranah sri-krsna-caitanya-sarira-dhari krpambudhir yas tam aham prapadye “Permítanme tomar refugio junto a la Personalidad Suprema de Dios, Sri Krishna, que descendió bajo la forma del Señor Caitanya Mahaprabhu para enseñarnos el conocimiento real, el servicio devocional a Dios y el desapego de todo lo que no promueva a la conciencia de Krishna. Él descendió porque es un océano de misericordia trascendental. Que yo pueda rendirme a Sus pies de loto”.

El purusah puranah, o la persona más antigua, es Krishna. Govindam adi-purusam tam aham bhajami: “Yo adoro a Govinda [Krishna], el Señor Primordial”. En algunas escrituras védicas, Krishna es descrito como puranah purusah —la persona más antigua. Puranah purusam nava-yauvanam ca: “Aunque Él sea el más antiguo de todos, aún así siempre está en plena juventud”.

Cómo es posible esto? Las personas están intentando comprender a Dios. Algunas veces, ellas pintan cuadros de Dios como un hombre muy viejo. “Como Él es la persona original, hoy en día debe estar muy viejo”. Esto es imaginación. Este hombre viejo en verdad no es la forma del Señor. La forma del Señor es descrita en el Brahma-samhita y en las otras escrituras védicas. Hasta el propio Sankaracarya, un impersonalista, aceptaba al Señor Krishna como el Narayana Supremo, la Personalidad de Dios. Tejiendo comentarios sobre el Bhagavad-gita, Sankaracarya dijo, narayanah parah avyaktat: “Narayana está más allá de la creación material”. Además, al describir a Narayana, él afirmó: sa bhagavan svayam krsnah —”Narayana es Krishna”. Para confirmar esto, él mencionó claramente: “Esta vez, Él apareció como hijo de Devaki y Vasudeva”; puesto que la identidad de una persona se confirma cuando se menciona el nombre de su padre.

Krishna es aceptado como para-tattva, la Verdad Suprema, por todos los acaryas, que son los grandes maestros espirituales de la tradición védica. No estamos hablando de tontos y bribones, que teorizan sin ningún conocimiento. Estamos refiriéndonos a las autoridades. En la India, las personas siguen el sistema védico bajo la autoridad de los acaryas. Acaryavan puruso veda: “Aquel que sigue el camino de los acaryas tiene conocimiento verdadero”. No podemos aceptar a cualquiera como autoridad, si él no pertenece al parampara, o sucesión discipular de los acaryas. Este es el sistema védico.

VERIFICACIÓN POR LAS EVIDENCIAS VÉDICAS

Krishna dasa Kaviraja Goswami está diciendo enfáticamente: na caitanyat krsnat krsnaj jagati para-tattvam param iha —”No hay verdad mayor que Krishna y Krishna Caitanya”. De acuerdo con el sistema védico, si usted dice algo enfáticamente, debe probar lo que afirma con evidencias védicas. Caso contrario, usted seguirá hablando pero nadie prestará atención. Algunas veces, las personas nos preguntan sobre Krishna y Caitanya Mahaprabhu —”¿Cuáles son las evidencias védicas?”. Estas evidencias son presentadas en los últimos capítulos del Caitanya-caritamrta. Kaviraja Goswami no está afirmando algo falso. Él es un devoto muy avanzado y un erudito, no un ser humano común. Para escribir el Caitanya-caritamrta, él fue dotado de poder por Madana-mohana, una Deidad de Krishna en Vrindavana.

Ninguna persona debería intentar escribir literatura védica. Esta literatura incluye los sruti, smrti, Puranas, etc. Srila Rupa Goswami confirmó esto:

sruti-smrti-uranadi- pancaratra-vidhim vina aikantiki harer bhaktir utpatayaiva kalpate “El servicio devocional al Señor, que ignora la literatura védica autorizada como los Upanisads, Puranas y el Narada-pancaratra, es simplemente una perturbación innecesaria en la sociedad”. Utpata significa “simplemente una perturbación”. Las personas afirman: “Yo puedo crear mi propio camino”. Sin embargo, esta pillería es condenada por Srila Rupa Goswami. Ustedes encontrarán muchos supuestos bhaktas [devotos] imitando el éxtasis de los devotos avanzados tales como llanto, caídas al suelo, y así sucesivamente. No obstante, después de su exhibición, los encontraran fumando. Por qué? Porque ellos no siguen la injución expresada por Srila Rupa Goswami. Ellos cantan muy alto, danzan y después de terminar la presentación —yo ya lo he visto— piden: “Me puede dar un bidi (cigarro)? Mi garganta ahora está seca”. Esto es utpata. Srila Rupa Goswami describió este tipo de actitud aparentemente devocional como simplemente una perturbación.

Srila Bhaktivinoda Thakura también condenó a estos farsantes. Existen muchas apa-sampradayas, sectas desviadas, pretendiendo ser seguidoras de Caitanya Mahaprabhu. ¿Cuáles son estas sectas? Aula, baula, kartabhaja, neda, daravesa, sani, sahajiya, sakhibheki, smarta, jata-gosani, ativadi, cudadhari y gauranga-nagari. Bhaktivinoda dice: “Yo no me asocio con esta clase de hombres”. Después de la desaparición del Señor Caitanya Mahaprabhu, muchas apa-sampradayas prosperaron. Debemos tomar muchos recaudos para no ser engañados por ellas.

Sampradaya significa aquellos que siguen cuidadosamente los principios védicos. De esta forma, aunque afirme la verdad, Kaviraja Goswami está preparado para proveer las evidencias védicas. Así, con el verso estudiado hoy, él comenzó citando los Upanisads. La literatura védica incluye cuatro Vedas, los Upanisads, los Puranas, el Ramayana, el Vedanta-sutra y, por fin, el Srimad-Bhagavatam.

El Srimad-Bhagavatam es la explicación de los Vedanta-sutra. Por esta razón, al final de cada capítulo de este primer libro, Vyasadeva afirma: Brahma-sutrasya bhasya —”El Srimad-Bhagavatam es el comentario del Brahma-sutra”. Este último libro, también conocido como Vedanta-sutra, presenta la esencia de la literatura védica en códigos, mientras que el Srimad-Bhagavatam explica estos códigos. Los Vedanta-sutra comienzan diciendo, athato Brahma-jijñasa: “Ahora, llegó el momento de inquirir sobre la Verdad Absoluta”. Y el Srimad-Bhagavatam dice, jivasya tattva-jijñasa: “El único interés de los seres vivos debe ser inquirir sobre la Verdad Absoluta”.

Esta es la única ocupación. Las personas están en dificultades porque se apartaron de su verdadera ocupación. La vida humana tiene este propósito —Brahma-jijñasa, inquirir sobre la Verdad Absoluta. Como seres humanos, recibimos muchas facilidades de la naturaleza. Existen innumerables entidades vivientes que permanecen arraigadas al suelo por muchos años —los árboles y las plantas. Los seres acuáticos viven en el agua por muchos, muchos años. Las moscas y otros insectos permanecen en su condición por varios años. Con la evolución del alma, de a poco llegamos a esta forma humana de vida.

En especial, los arios (indo-europeos) —los seres humanos civilizados y avanzados— tienen todas las facilidades necesarias para inquirir sobre la Verdad Absoluta. Los hombres incivilizados, como los que viven en la selva, no pueden utilizar estos recursos. Por esta razón, Narottama dasa Thakura, en una canción bengalí sencilla, dice: hari, hari biphale janama gonainu —”Oh Señor Hari, Krishna, yo desperdicié mi vida”. Esta es nuestra posición. Tenemos la forma humana de vida, mas simplemente la estamos desperdiciando. En el movimiento para la conciencia de Krishna, viajamos por todo el mundo y, de acuerdo a nuestra visión, las personas están arruinando su valiosísima vida humana con la falsa identificación de “Yo soy este cuerpo!”. Bajo denominaciones pomposas —”Yo soy americano”, “Yo soy hindú”, “Yo soy alemán”— las personas están desperdiciando sus vidas con esta concepción corpórea.

De acuerdo con las escrituras, cualquier persona que se identifica con este cuerpo es un tonto. Esta es la primera instrucción del Bhagavad-gita. Krishna le habla a Arjuna sobre luchar con los Kurus y, como Arjuna se identificaba con su cuerpo, él pensaba: Matar a mis primos no será bueno, porque tengo una relación corporal con ellos”. De esa forma, para disipar esta concepción de la vida, Krishna reprendió a Arjuna diciendo, asocyan anvasocas tvam prajña-vadams ca bhasase: “Mientras hablas con palabras cultas, te lamentas por lo que no es digno de lamentarse”.

Los hombres hablan de grandes planes y realizaciones, mas en verdad no son mejores que los perros y los gatos. Esta es nuestra posición, porque nos identificamos con el cuerpo. “Mi país, mi comunidad, mi sociedad, mi familia”. Esta es la ignorancia fundamental. Aham mameti: “Yo y mío”. Las personas no conocen la verdad y piensan: “Yo soy este cuerpo y todo lo que tuviera relación con él es mío”. Esto es ignorancia, que está aflorando en todo el mundo.

Por esta razón, en el inicio del Caitanya-caritamrta, el autor dice:

vande sri-krsna-caitanya nityanandau sahoditau gaudodaye puspavantau citrau sandau tamo-nudau

“Ofrezco mis respetuosas reverencias a Sri Krishna Caitanya Mahaprabhu y al Señor Nityananda, que son como el sol y la luna. Ellos aparecieron simultáneamente en el horizonte de Gauda para disipar la oscuridad de la ignorancia y, de esta forma, otorgar bendiciones maravillosas a todos”. Sri Caitanya Mahaprabhu y Nityananda Prabhu vinieron para liberar a las almas caídas del mundo material, que están en la oscuridad de las concepciones falsas. Hace algunos días alguien me dijo que el rey de Arabia Saudita había sido asesinado por su propio sobrino. Esto está ocurriendo. Incluso en las relaciones familiares esto ocurre. ¿Por qué? En virtud de esta oscuridad: aham mameti, “Yo y mío”.

LA PRIMERA LECCIÓN

Sri Caitanya Mahaprabhu y Sus asociados —Nityananda Prabhu, Advaita Prabhu, Gadadhara Prabhu, Srivasa y otros devotos— están tratando de disipar la oscuridad de esta falsa identificación. Krishna instruyó a Arjuna dado la ignorancia de su identidad. Krishna reprendió a Arjuna diciendo: “Mientras hablas con palabras cultas, te lamentas por lo que no es digno de lamentarse”. A continuación, Krishna dice, gatasun agatasums ca nanusocanti panditah: “Aquellos que son sabios no se lamentan ni por los vivos ni por los muertos”.

Más adelante, Krishna dice:

dehino ´smin yatha dehe kaumaram yauvanam jara tatha dehantara-praptir dhiras tatra na muhyati

“Así como en este cuerpo el alma encarnada pasa continuamente de la niñez a la juventud y luego a la vejez, de la misma manera el alma pasa a otro cuerpo en el momento de la muerte. A la persona sensata no la confunde ese cambio”. O, en otras palabras: “Antes que nada, procure entender lo que usted es”.

Este es el comienzo del Bhagavad-gita. Este libro no es politiqueo. Es conocimiento puro. Los políticos se aprovechan del Bhagavad-gita, y los sociólogos y supuestos swamis y yogis también se valen de él para justificar sus teorías insensatas. No obstante, lo que ellos presentan en realidad no es el Bhagavad-gita. El Bhagavad-gita “tal como es” es conocimiento puro, comenzando por la primera lección que necesitamos aprender: nosotros no somos estos cuerpos. Puesto que el principio básico de la ignorancia es “Yo soy hindú”, “Yo soy brahmana”, “Yo soy esto, yo soy aquello”.

Sri Caitanya Mahaprabhu desalienta esta misma ignorancia de un modo distinto. Él dice, “Yo no soy brahmana. Yo no soy ksatriya [guerrero]. Yo no soy vaisya [negociante]. Yo no soy sudra [obrero]. Yo no soy brahmacari [estudiante célibe]. Yo no soy grhastha [jefe de familia]. Yo no soy vanaprastha [persona retirada]. Yo no soy sannyasi [renunciante]”. Todas son negaciones. Entonces, ¿qué es afirmación? Él dice, gopi-bhartuh pada-kamalayor dasa-dasanudasah: “Yo soy el sirviente del sirviente del sirviente de Gopi-bhartuh, Krishna, aquel que mantiene a las gopis, Sus amigas pastorcillas”.

Similarmente, esta también es nuestra identidad, mas nos olvidamos de ello. Olvidamos nuestra verdadera relación con Krishna y estamos tratando de ser felices haciendo ajustes materiales. Esta es la civilización moderna. Alguien podría pensar: “Si consiguiese una bella casa, un bello automóvil, una linda esposa, hijos maravillosos…” Esta es la civilización material. No obstante, las personas no saben que de esta forma jamás serán felices. Pues bien, ustedes, europeos y americanos, tienen una reserva favorable: Como ya dije muchas veces, ustedes ya no están más interesados en todas esas cosas “bellas”. La verdadera belleza está en el conocimiento espiritual. Este conocimiento comienza con aham brahmasmi, “Yo no soy este cuerpo”. Este es el comienzo del Bhagavad-gita. Krishna está instruyendo a Arjuna, “Tú no eres este cuerpo. Tú eres alma espiritual. Trata de entender”.

EL MENSAJE INALTERADO

Debemos aprender de Krishna. Debemos aprender con Caitanya Mahaprabhu, que es el propio Krishna. Por esta razón, el autor del Caitanya-caritamrta dice, “Acepten esta autoridad”.

Cuando Sri Caitanya Mahaprabhu apareció hace 500 años, las personas ya se habían vuelto tontas y bribonas. No se interesaban en las enseñanzas del Bhagavad-gita. Por esa razón, Él vino bajo la forma de un devoto de Krishna para enseñarnos cómo servir y amar a Krishna. Este es el culto de Caitanya Mahaprabhu. Cuando Krishna apareció, Él dijo, sarva-dharman parityajya mam ekam saranam vraja: “Abandonen todo y simplemente ríndanse a Mí”. Como devoto, Caitanya Mahaprabhu dijo lo mismo, yare dekha tare kaha krsna-upadesa: “A todo el que encuentren, hablen de las instrucciones de Krishna”. El Señor Caitanya no dice nada nuevo. Esta es la señal de la autenticidad. Todos aquellos que dicen “Yo hice mi propio método”, son bribones. En occidente se acostumbra decir “Vino añejo en odre añejo”. De la misma forma, Sri Caitanya Mahaprabhu está enseñando lo mismo que Krishna. Krishna dice, mattah parataram nanyat kiñcid asti dhanañjaya: “No hay verdad superior a Mí”. El Señor Caitanya Mahaprabhu dice lo mismo: yare dekha tare kaha krsna-upadesa. Y nosotros decimos lo mismo, na caitanyat krsnaj jagati para-tattvam: “No hay verdad superior a Krishna Caitanya”. Por qué? Porque Él es la misma verdad que Krishna. Esto es conocido como sistema parampara: estamos repitiendo lo dicho por Krishna y Caitanya Mahaprabhu.

De este modo, no es difícil comprender la Verdad Absoluta. Krishna dice explícitamente: “Ríndanse a Mí”. Y Caitanya Mahaprabhu dice: “Prediquen el mensaje de Krishna”. En nuestro movimiento, no predicamos nada más allá de lo hablado por Krishna y confirmado por Krishna Caitanyadeva. Este es nuestro principio. Este es el principio del movimiento para la conciencia de Krishna. Krishna habló de Sí Mismo, Caitanya Mahaprabhu predicó el mismo principio, y nosotros estamos predicando lo mismo y nada más. No creamos cosa alguna. Este es nuestro trabajo.

Por la gracia de Krishna, por la gracia de Caitanya Mahaprabhu, ustedes, muchachas y muchachos europeos, adhirieron a este movimiento por mi solicitud. Yo fui a su país sólo con esta palabra. No hice magia alguna, ni tengo conocimiento alguno sobre cómo hacer magia. Yo simplemente repito el mismo mensaje: “Aquí está Krishna, la Suprema Personalidad de Dios. Aquí está Caitanyadeva, la forma devocional del Señor. Acepten a ambos y sus vidas serán exitosas”.

Muchas gracias.

Clase CC. Adi Lila 1.3. dada por Su Divina Gracia A. C. Bhaktivedanta Swami Prabhupada en Mayapur, India, el 27 de marzo de 1975)

Hare Krsna Hare Krsna Krsna Krsna Hare Hare Hare Rama Hare Rama Rama Rama Hare Hare

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: