• Los Santos Nombres del Señor

  • Jaya Sri Krishna Caitanya Prabhu Nityananda Sri Advaita Gadadhara Srivasadi Gaura Bhakta Vrinda.

    Hare Krishna Hare Krishna Krishna Krishna Hare Hare
    Hare Rama Hare Rama Rama Rama Hare Hare.

La lucha nos hará mas fuertes

Fuente:  Srila Bhakti Tirtha Swami – del libro Guerrero Espiritual 6


Un día, un hombre encontró el capullo de una mariposa… durante un periodo de tiempo, la oruga gradualmente se fue volviendo una mariposa y comenzó a intentar abrir su capullo. Sin embargo, se veía como si la mariposa no pudiera salir de el a través del pequeño agujero que había hecho. Esto era una lucha, y ella decidió parar debido a su fatiga. El hombre, movido por su compasión, pensó que el podía ayudar a la mariposa abriendo el capullo, para que la mariposa pueda salir mas fácilmente. Sin embargo, una vez que pudo salir, aunque de una manera artificial, ella simplemente cayó. Intento mantenerse volando pero no lo logro, por lo que este hombre se shockeo. Ella no pudo volar debido a que fue sacada de su proceso natural de crecimiento. La lucha de la mariposa para abrir el capullo la ayuda a desarrollar los músculos necesarios y la destreza para volar. Desde que el hombre intervino en el proceso natural, ella no pudo tener la capacidad de volar.

A veces nuestro sufrimiento es literalmente un arreglo de Dios para que podamos desarrollar cierto nivel de fuerza, que nos ayudara a quebrar las modalidades de la naturaleza material.  En algunos casos, el sufrimiento es especialmente un medio que nos ayuda a desarrollar un profundo nivel de conciencia. El nos ayuda a depender de las llamadas y oraciones a través del proceso de introspección. Si nosotros no tenemos dolores que nos hagan crecer, quizás no pasemos las etapas normales de maduración y crecimiento. Bajo estas circunstancias, podría verse como que Dios nos abandona y nos deja sufrir cuando de hecho El esta haciendo exactamente lo opuesto. El nos esta permitiendo desarrollar la intensidad necesaria de conciencia, que viene de las experiencias de aprendizaje.

Reflexionemos en otra historia que nos puede ayudar a ilustrar este punto. Había una vez un barco lleno de pasajeros que estaban haciendo un largo viaje cruzando el océano. En un punto del viaje, una terrible tormenta destruyo el barco, matando al capitán y a todos los pasajeros, excepto a un hombre. Este hombre fue un gran nadador y consecuentemente pudo llegar hasta las orillas de una isla. Sobre la isla, el se sintió el mas afortunado considerando que el barco y todos los pasajeros habían fallecido. Sin embargo, su viaje recién comenzaba.

El estaba solo y debía encontrar una manera de sobrevivir hasta que alguien lo encuentre. El construyo una pequeña choza y debía salir a diario a buscar algo comestible. Después de unos días, los cuales fueron volviéndose semanas y luego meses, comenzó a sentir que quizás el fue el mas desafortunado que los otros pasajeros que habían muerto tan rápidamente. Debido a su desolación y vida austera, estaba sufriendo mucho tanto mental como físicamente, causándole el pensamiento de que hubiese sido mejor el morir con los otros pasajeros y la tripulación.

Un día mientras buscaba algo de comer, el vio una enorme nube de humo en dirección de su choza. Como iba retornando a su hogar, fue sintiéndose sumamente depresivo porque no vio a ningún hombre o barco desde que su propia nave se había hundido. El estaba comenzando a aceptar que simplemente iba a morir sin que nadie vaya a rescatarlo. Mientras pensaba de esta manera tan desmoralizada, el se acerco hasta su choza y descubrió que era eso lo que estaba prendiéndose fuego. Mientras corría hacia su choza para ver como ardía, el sentía que podía suicidarse. No solo estaba muriendo lentamente en la isla, sino ahora su pequeño refugio estaba en llamas. Justo cuando estaba al borde de maldecir a Dios y quizás suicidarse cuando súbitamente comenzó a ver un barco a la distancia que se dirigía hacia la isla.

El se mantuvo asombrado, inseguro de si mismo. ¿Fue una alucinación, estaba loco, o estaba teniendo alguna experiencia de muerte? Mientras trataba de reflexionar sobre esta situación, el barco seguía acercándose, hasta que finalmente anclo en la isla. Sorpresivamente el capital bajo del barco y camino directo hacia este hombre. Quebrado en llanto, el hombre pregunto: “¿han venido a rescatarme? Tantos meses estuve solo, sufriendo intensamente, y hoy mi sufrimiento se termino. Pero ¿Cómo supieron que estaba acá?”. El capitán respondió: “yo vi sus señales de humo desde lejos”. El hombre comenzó a llorar de gran alegría.

La fe en Dios del hombre volvió. El realizo que el Señor hace las cosas a su debido tiempo porque El sabe que es lo mejor para cada uno. En su propio caso, el Señor permitió que su choza se prenda fuego en el momento exacto cuando el barco estaba navegando. Esta historia nos muestra otra manera de comprender el sufrimiento. A veces sufrimos porque nosotros no vemos o no podemos ver la gran imagen. Nos somos impacientes con las diferentes situaciones en nuestras vidas y olvidamos que el Señor hará los arreglos para nuestro bien en el momento más auspicioso.

Srila Prabhupada y muchos grandes santos pasaron a través de estas así parecidas experiencias desafiantes para mostrarnos como mantenerse apartados de todas estas adversidades. Sin embargo, esto no debería hacernos dudar del Señor, en cambio, deberíamos perseverar y desear la misericordia de Dios como nuestro merecido derecho. Nosotros solo debemos seguir a través de nuestra promesa de servirlo y el Señor va a seguir a través de la Suya. Nosotros podemos obtener nuestro derecho tanto como soportemos algunas de las reacciones de nuestras previas actividades materiales. Mientras esas reacciones gradualmente vayan quemándose y extinguiéndose, nos volveremos completamente concientes de Dios. Nosotros no queremos ir lento, queremos apurarnos. Deberíamos orarle al Supremo: “Cualquier cosa necesite experimentar para volver hacia Ti mas rápido, por favor deja que tales cosas sucedan para que pueda una vez por todas volverme libre. Y cualquier cosa que interfiera con mi vida espiritual que yo necesite ser quitada, por favor, remuévela de mi vida. Por muchísimas vidas yo funcione por mi inteligencia y esto solamente logro llevarme de un cuerpo a otro en este mundo material. Yo se que es lo que quiero, pero solo Tu sabes lo que necesito. Por lo tanto, me presento ante Ti y te pido que arregles cualquier cosa que necesite.”

Agradecimientos: Agni Purana dasa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: